Todas las entradas de: msolorzano

Venezuela alerta a la ONU que desaparecería si permite que se imponga la arrogancia del unilateralismo

“El multilateralismo necesitado por la raza humana durante y luego de la pandemia debe demostrar solidaridad, eficiencia, audacia, creatividad y valentía. Debemos superar la formalidad, los discursos y el lenguaje de las Naciones Unidas”, exhortó este viernes el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, durante su intervención en el Segmento de Alto Nivel del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (Ecosoc) 2020.

En este sentido, el Canciller venezolano invitó a seguir el lineamiento del comandante Hugo Chávez de ir hacia las catacumbas donde está la gente, “sentir sus necesidades, sufrir su dolor, pasar por su privación y construir con ella sus propios caminos hacia la felicidad y la liberación”.

Señaló que la crisis generada por la pandemia de COVID-19 ha hecho ganar consciencia y pensamiento crítico acerca del hundimiento del sistema capitalista, al revelar sus vulnerabilidades para hacerle frente, y que luego de 75 años, el sistema multilateral confronta un inmenso desafío.

“Desde dentro de las Naciones Unidas, un nuevo orden internacional puede surgir, basado en sus principios y propósitos de la acción moral, la cooperación y el mantenimiento de la paz; poder estar a la vanguardia de una era de evolución para la humanidad”, planteó el Ministro.

Alertó, sin embargo, que si desde la ONU se permite que la arrogancia del unilateralismo y las condiciones de algunos Estados corporativos, que viven en el conflicto y la guerra para imponerse, las Naciones Unidas tendrá el mismo destino que la Sociedad de Naciones (su antecesora) y desaparecerá.

El canciller Arreaza explicó que la garantía de un nuevo orden internacional justo y equitativo pasa necesariamente por detener las ambiciones corporativas de los países poderosos; “mantener el respeto por el derecho internacional y la autodeterminación de los pueblos, defender los derechos humanos, los derechos de la madre tierra y el derecho a la felicidad”.

Insistió en que la ONU en esta coyuntura puede desempeñar un papel central, precisando que el nuevo multilateralismo que los pueblos necesitan debe acabar con las guerras convencionales y económicas, y garantizar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a todos los países, con una distribución diferenciada y equitativa de los recursos.

Condiciones extremadamente difíciles

El Ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores compartió en el Segmento de Alto Nivel del Ecosoc 2020 que Venezuela ha enfrentado la pandemia en condiciones extremadamente difíciles, bajo un constante ataque mediático, político y económico, así como amenazas de intervenciones militares.

“Las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Estados Unidos han intentado arrodillar a los venezolanos; sin embargo, nuestro pueblo es de paz y dignidad, y nunca doblegaremos nuestra voluntad frente a ningún imperio”, aseguró.

Destacó además que la República Bolivariana de Venezuela, ante la pandemia de COVID-19, ha realizado un esfuerzo titánico con sus propias capacidades y la solidaridad y cooperación de países amigos y de la misma ONU.

Sobre este particular, el diplomático venezolano resaltó el papel de la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante la pandemia y la exaltó como un ejemplo del multilateralismo necesario.

Venezuela insta a Naciones Unidas a tomar decisiones rigurosas frente agresiones unilaterales

El ministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, destacó el rol de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y del multilateralismo ante la crisis sanitaria global generada por el COVID-10 y el surgimiento del nuevo orden geopolítico mundial postpandemia.

Durante su participación en el  Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible 2020, el jefe de la diplomacia venezolana manifestó que “Naciones Unidas tiene un gran rol que cumplir, el multilateralismo tiene un gran papel que jugar en este momento histórico, no podemos abrirle espacios al unilateralismo, hay que dejarlo atrás y hay que avanzar”.

El canciller Arreaza resaltó el impacto de la pandemia en las prioridades de la humanidad y las profundas secuelas en la economía y en la sociedad, por lo que insistió en que la “las respuestas no pueden ser nacionales estrictamente, no pueden ser ni siquiera regionales, deben ser globales, deben estar presentes en todos los niveles” y el nuevo orden geopolítico, geoeconómico “debe ser el producto de que en su esencia estén los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas, y también en sus objetivos y metas, precisamente la agenda 2030 y los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible)”.

Señaló que un ejemplo claro de la coordinación conjunta del nuevo mundo ha sido la labor de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha logrado unificar criterios para orientar el combate de la emergencia sanitaria a pueblos y Gobiernos, encauzándolos por el camino menos doloroso.

Venezuela bajo asedio lo

El diplomático denunció una vez más el asedio y los ataques de los que ha sido víctima el país en medio de la pandemia de COVID-19, con el incremento de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Estados Unidos, aun cuando las voces del mundo se han alzado para solicitar la suspensión de las sanciones, como es el caso del Secretario General de la ONU António Guterres, la Alta Comisionada para los DDHH Michelle Bachelet, los relatores del Consejo de DDHH, organizaciones y gobiernos en todo planeta.

“Sin embargo, Estados Unidos no sólo ha desoído estos llamados sino que ha arreciado, ha arremetido y hoy en día la persecución contra Venezuela, persecución financiera, persecución comercial, el obstaculizar nuestra producción petrolera, nuestra exportación de petróleo, el tratar de que no haya ingreso nacional, el obstaculizar la importación de los insumos necesarios para lo básico de la sociedad para enfrentar la pandemia, más bien, se ha agravado a lo largo de los últimos meses, una prueba de la crueldad”, fustigó.

Aseguró que Venezuela ha enfrentado toda esta agresión imperial y la crisis sanitaria con conciencia y con las capacidades del Gobierno Bolivariano para proteger al pueblo, además del apoyo de países hermanos como China, Rusia, Cuba, Turquía y la cooperación de Naciones Unidas, pero aseguró que “la solución estructural debe estar en manos, precisamente, de ese orden multilateral que debe ponerle freno a este tipo de medidas unilaterales y de agresiones, de guerras, y darle paso al derecho de los pueblos a ser libres y a ser felices“, reiteró.

En este sentido, instó a las Naciones Unidas a “tomar decisiones realmente rigurosas y contundentes apegadas a su Carta para detener las agresiones unilaterales“, y acordes con el nuevo orden geopolítico que debe partir del espíritu de colaboración para fortalecer el sistema multilateral.

Replanteamiento de los ODS post COVID-19

El diplomático aseguró que se deben replantear los ODS, cuyo cumplimiento se vio afectado por el COVID-19, e hizo un llamado a los países del mundo a evitar los excesos y poner al servicio de los pueblos todas las capacidades, “que los Estados-nación, lo público dentro de la humanidad tenga un rol fuerte que cumplir y que no ocurra como vimos en meses pasados donde en algunos países el Estado no existe, el Estado no está y no pudo darle respuesta a los pueblos“, lamentó.

Al respecto ratificó que en Venezuela existe el Estado y destacó la gratuidad de la salud en beneficio de la población, más aún en momentos tan difíciles como la crisis sanitaria, como es en los países “que han podido contener la ola neoliberal y ponerle coto también a las imposiciones de dominación“.

“Que se imponga el imperio de la ley internacional, del derecho internacional, y no la ley del imperio, que pase a la historia cualquier intento de unilateralismo, que surja ese nuevo mundo tan indispensable hoy y que podamos salir adelante“, finalizó.

Canciller Arreaza explica situación del Esequibo, robo del oro venezolano y cooperación con Rusia

“Venezuela defenderá hasta el último momento, por las vías legales, sus derechos legítimos sobre este territorio”, aseveró este jueves el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, sobre la controversia por el territorio Esequibo llevada unilateralmente a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por el Gobierno de la República Cooperativa de Guyana.

En entrevista para el programa ‘Échale Candela’, transmitido por el portal web de noticias Red Radio Venezuela y conducido por la periodista Osly Hernández, el diplomático venezolano también instó al Gobierno del país suramericano a volver a la mesa de negociación para llegar a un acuerdo práctico y razonable, tal como lo establece el Acuerdo de Ginebra, suscrito en el año 1966 por la República Bolivariana de Venezuela y el Reino Unido junto a la colonia de Guayana Británica –hoy República Cooperativa de Guyana- a través de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En este sentido, citó el artículo 33 de la Carta de la ONU, el cual establece que “las partes en una controversia cuya continuación sea susceptible de poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales tratarán de buscarle solución, ante todo, mediante la negociación, la investigación, la mediación, la conciliación, el arbitraje, el arreglo judicial, el recurso a organismos o acuerdos regionales u otros medios pacíficos de su elección”.

El canciller Arreaza destacó que, si bien el Acuerdo de Ginebra le otorga la administración del territorio a Guyana, este país no debería conceder concesiones a empresas; por el contrario, este tipo de acciones deberían ser consultadas previamente con el Gobierno venezolano, tal como fue acordado.

“Esto no tiene solución unilateral […] Tenemos que sentarnos y lograr esa solución mutuamente satisfactoria para las partes”, reiteró.

Secuestro del oro venezolano

Sobre el procedimiento iniciado en Reino Unido respecto al oro que el Banco Central de Venezuela (BCV) tiene depositado en las bóvedas del Banco de Inglaterra, reiteró que el Gobierno del país europeo mantiene relaciones diplomáticas con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y que resulta una estrategia absurda el haber desestimado los elementos fácticos durante el juicio.

“Un juez mercantil ha emitido una sentencia atroz desde el punto de vista jurídico, pero solicitaremos la apelación, es un precedente terrible para el Banco de Inglaterra ¿qué gobierno va a depositar sus recursos allí? La seguridad jurídica del sistema financiero británico queda debilitada”, aseguró.

El canciller venezolano también exhortó a las autoridades del Reino Unido a no involucrarse y a velar por que se tomen decisiones de acuerdo a la ley internacional, la ley venezolana y la ley británica, no según los criterios de las afinidades ideológicas.

Cooperación de alto nivel Rusia- Venezuela

Por otra parte, resaltó que durante su reciente visita a la Federación de Rusia, enmarcada en las celebraciones del Día de la Victoria en la Gran Guerra Patria, su homólogo Serguéi Lavrov hizo un breve recuento de los distintos ensayos clínicos que tiene el país euroasiático en marcha para desarrollar tratamientos y la vacuna contra el COVID-19.

“Mañana se va a realizar una presentación de Rusia para América Latina de unos tratamientos y estamos en pleno contacto con el Ministerio de Salud de Rusia, por supuesto, reivindicamos el multilateralismo, todo lo que haga Rusia, China, debe ser avalado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), debe estar todo muy bien avalado y entonces se podría hacer uso del tratamiento o vacuna”, detalló.

Canciller Arreaza: Guyana defiende una posición colonial y de despojo sobre el Esequibo

En una entrevista ofrecida al programa 360 de Venezolana de Televisión, el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, aseveró este martes, sobre la controversia del Esequibo, que la República Cooperativa de Guyana defiende una posición colonial y de despojo al pretender dar validez al Laudo Arbitral de 1899.

“Quieren ignorar lo sucedido en estos 120 años. Retrotraerse en este momento es absurdo. Tenemos es que ver en perspectiva hacia el futuro y sentarnos a lograr lo que dice el Acuerdo de Ginebra, un arreglo práctico, satisfactorio, amistoso, mutuamente aceptable para ambas partes”, expresó sobre de la demanda unilateral presentada por este país suramericano ante la Corte Internacional de Justicia.

Es necesario destacar que el laudo de 1899 fue promulgado cuando Guyana aún no era república, sino una colonia británica.

En este sentido, ratificó que el Gobierno venezolano no reconoce ni reconocerá la jurisdicción del órgano judicial de las Naciones Unidas en el caso territorial, aunque sí ha otorgado información a la corte sobre la posición histórica y jurídica de la República Bolivariana de Venezuela, a pesar de no estar participando en el litigio.

Por otra parte, el canciller venezolano denunció que el Gobierno guyanés permite exploraciones de la empresa estadounidense Exxon Mobil sobre aguas adyacentes del Esequibo, tras el descubrimiento de nuevas fosas petroleras.

“La Exxon Mobil que tuvo un además un conflicto con Venezuela, porque no querían ajustarse al marco jurídico venezolano cuando gobernaba el presidente Hugo Chávez, ahora hacen exploraciones y pretenden presionar, creo yo, a instancias como la Corte Internacional de Justicia o las Naciones Unidas. Sin duda Guyana está actuando al servicio de estas empresas”, fustigó.

Detalló además que desde el año 1700 el imperio británico veía con claridad la riqueza de este continente que se extendía desde Guyana, Guayana Francesa, Surinam, el Esequibo venezolano y parte del territorio que conforma ahora el estado Bolívar.

“Por eso fueron moviendo la frontera buscando la riqueza, el dorado que estaba en el territorio de Venezuela, y tratando de despojarnos de nuestro territorio, tratando de llegar hasta el Orinoco, navegar y sacar todo el oro y los minerales”, detalló.

Recordó también que la vicepresidente ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, anunció la tarde de hoy 21 propuestas a Guyana para resolver la controversia del Esequibo, en estricto apego al Acuerdo de Ginebra.

En otro orden de ideas, el ministro Arreaza se refirió a la decisión de expulsar de Venezuela a la representante de la Unión Europea, Isabel Brilhante Pedrosa.

Aseveró que la medida es una reacción legítima de defensa de la soberanía nacional, está apegada a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, y es consecuencia directa de las acciones de la Unión Europea contra la República Bolivariana de Venezuela.

Recalcó que la medida de expulsión solo será evaluada si se revocan las ilegales sanciones impuestas este martes a 11 funcionarios públicos venezolanos.

“Quieren que se revoque la medida, revoquen ustedes esas sanciones porque son ilegales y arbitrarias (…) Ojalá la Unión Europea rectifique y aprenda a respetar la soberanía de Venezuela y se ocupe de los problemas de Europa que bastantes problemas tiene, en migración, con la pandemia, y su economía, porque los venezolanos sabremos responder a cualquier situación política que se presente por la vía del diálogo”.

Venezuela denuncia que Guyana pretende desconocer Acuerdo de Ginebra para dirimir controversia sobre el Esequibo

Este martes, en declaraciones a la prensa, la vicepresidenta Ejecutiva de la República Bolivariana de Venezuela, Delcy Rodríguez, reiteró de manera categórica el apego del Gobierno venezolano al Acuerdo de Ginebra como único instrumento para dirimir la controversia con la República Cooperativa de Guyana por el territorio Esequibo; e hizo referencia a 21 propuestas presentadas por Caracas a Georgetown en aras de alcanzar un acuerdo pacífico y satisfactorio.

“El Acuerdo de Ginebra de 1966 solamente sirvió a Guyana para obtener su independencia, pero el mandato contenido en este acuerdo era para alcanzar un acuerdo práctico y satisfactorio para ambas partes, de forma amistosa a través de mecanismos de negociación política y pacífica”, enfatizó la alta funcionaria luego que culminara la irregular audiencia convocada para este 30 de junio por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), sobre la demanda unilateral interpuesta ante ese tribunal por el Gobierno guyanés.

La vicepresidenta Rodríguez ratificó la posición histórica de Venezuela de no reconocer la jurisdicción de la CIJ para dirimir la controversia sobre el territorio Esequibo y denunció que Guyana busca “asesinar” por completo el Acuerdo de Ginebra, que no es más que un instrumento jurídico que rige a ambas partes, del cual “no pueden deslindarse por más que quieran”.

Rechazó además las pretensiones de validar el Laudo Arbitral de 1899 [promulgado cuando Guyana aún no era república, sino una colonia británica] que “era para la consumación o pretender la consumación del despojo territorial contra Venezuela, desde el Orinoco hacia el sur (…) Pretensiones muy peligrosas y es lo que está demostrando Guyana”.

La vicepresidenta esbozó el memorándum difundido por el canciller Jorge Arreaza en el que Venezuela fundamenta que el tribunal internacional carece de jurisdicción para tratar la demanda unilateral introducida por la República Cooperativa de Guyana el 29 de marzo de 2018, sobre la controversia territorial por la Guayana Esequiba, alertando que el Estado venezolano no cederá a ninguna extorsión.

El memorándum remitido por el Gobierno Bolivariano contiene, entre otras normas, el Acuerdo de Ginebra, suscrito por Venezuela, Gran Bretaña y la colonia de Guayana Británica el 17 de febrero de 1966, así como la cronología de aplicación del mismo desde su firma hasta el año 2015.

Puntos claves del memorándum

I) Acuerdo para Resolver la Controversia entre Venezuela y El Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda Del Norte sobre la Frontera entre Venezuela y Guayana Británica conocido como Acuerdo de Ginebra de 17 de febrero de 1966

En este punto el documento detalla la forma y los términos por los que se sometió a arbitraje la controversia territorial entre Venezuela y el Reino Unido sobre el Esequibo, así como el desarrollo del Laudo Arbitral de 1899. Expone además que durante el periodo de colonia de Guyana [bajo el tutelaje británico], el título de soberanía de Venezuela sobre el territorio del río Esequibo le fue otorgado, coincidiendo posteriormente con el proceso de independencia de la misma Guyana, y abriendo las puertas al llamado Acuerdo de Ginebra.

II) El artículo IV.2 del Acuerdo de Ginebra: texto y contexto

En el memorándum remitido a la CIJ se expone que la demanda de Guyana ante la CIJ “se basa en un fundamento falso”, por cuanto el Artículo IV.2 del Acuerdo de Ginebra, sobre la base del cual este país pretende justificar su acción unilateral, indica únicamente que el Secretario General de la ONU podrá escoger entre los medios de resolución de controversias que se enumeran en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas, pero la misma Corte ha observado que este último artículo no es una “disposición específica que confiera jurisdicción obligatoria a la Corte”.

III) El objeto de la demanda de Guyana no se corresponde con el objeto del contencioso conforme al Acuerdo de Ginebra

En relación con el objeto de la demanda, expone el documento que la interpretación que hace Guyana es artificiosa y errónea. “Guyana pretende que su objeto es la validez o nulidad del laudo de 1899 (y del acuerdo de 1905). Además, ha tratado de enriquecer su reclamación con una serie de peticiones presuntamente vinculadas a la declaración de validez solicitada, peticiones que, claramente, rebasan el ámbito sobre el que la Corte podría ejercer su jurisdicción en el caso de que, contra toda lógica jurídica, la aceptara sobre la base del único fundamento que Guyana unilateralmente invoca”.

Aclara además, que “la validez o nulidad del laudo no es el núcleo del contencioso. Si lo fuera, en lugar del Acuerdo de Ginebra, se habría celebrado un acuerdo diferente con una cláusula compromisoria, arbitral o judicial”.

Venezuela ratifica posición histórica y reitera que no reconoce jurisdicción de la CIJ en disputa por el Esequibo

El ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, compartió este martes para conocimiento del pueblo venezolano y la comunidad internacional el memorándum y demás comunicaciones que Venezuela remitió a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en las que fundamenta que este tribunal carece de jurisdicción para tratar la demanda unilateral introducida por la República Cooperativa de Guyana el 29 de marzo de 2018, sobre la controversia territorial por la Guayana Esequiba.

A través de su cuenta en Twitter @jaarreaza, el Canciller ratificó la posición histórica de la República Bolivariana de Venezuela en relación con el diferendo territorial, y presentó los alegatos del Estado venezolano por los que no reconoce la jurisdicción de la CIJ para resolver el caso de la zona en reclamación.

En otro mensaje, el diplomático reiteró que la CIJ no tiene competencia “para considerar la absurda solicitud unilateral” de Guyana sobre la validez del laudo arbitral de París de 1899 y que el Acuerdo de Ginebra es el único marco jurídico válido para alcanzar un arreglo satisfactorio para ambas partes.

El memorándum remitido por el Gobierno Bolivariano contiene, entre otros argumentos, el Acuerdo de Ginebra, suscrito por Venezuela, Gran Bretaña y la colonia de Guayana Británica el 17 de febrero de 1966, y la cronología de aplicación del mismo desde su firma hasta 2015, año en que asume la presidencia David Granger y le da un viraje a los buenos oficios desarrollados hasta ahora por ambos países en este diferendo limítrofe.

En el memorándum remitido a la CIJ se demuestra suficientemente que la demanda de Guyana ante la CIJ “se basa en un fundamento falso”, por cuanto el Artículo IV.2 del Acuerdo de Ginebra, sobre la base del cual este país pretende justificar su acción unilateral, indica únicamente que el Secretario General de la ONU podrá escoger entre los medios de resolución de controversias que se enumeran en el Artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas, pero la misma Corte ha observado que este último artículo no es una “disposición específica que confiera jurisdicción obligatoria a la Corte”.

En las conclusiones del memorándum, la República Bolivariana de Venezuela alerta que “decidir sobre la validez del laudo de 1899 no terminará la controversia; por el contrario, hará aún más difícil su solución”. Además, implicará a la CIJ en el incumplimiento del Acuerdo de Ginebra.

En la reciente reunión de la Comisión Presidencial para la Defensa del Esequibo, el viernes 26 de junio, la vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, acusó a Guyana de querer zafarse del Acuerdo de Ginebra, al pretender validar un laudo arbitral “nulo e írrito”, firmado cuando aún no era república y que consagra el despojo imperial a Venezuela de más de 159 mil kilómetros cuadrados de territorio.

En un comunicado emitido el pasado 20 de junio, el Gobierno Bolivariano informó al pueblo venezolano su decisión de no comparecer ante la audiencia virtual convocada por la CIJ para este 30 de junio sobre la demanda unilateral introducida por Guyana, por desconocer la jurisdicción de este tribunal en el caso Esequibo.

Venezuela denuncia que Guyana actúa bajo mandato imperial en demanda unilateral ante la CIJ

En representación de la Comisión Presidencial para la Defensa del Esequibo, reunida este viernes, la vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, denunció que el Gobierno de Guyana actúa bajo mandato imperial para satisfacer los intereses de la transnacional petrolera estadounidense Exxon Mobil, en el caso de la demanda unilateral introducida por el vecino país ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en 2018, para dirimir la controversia territorial sobre la Guayana Esequiba.

Señaló que la postura de Guyana además se enmarca “dentro de ese guion de agresiones del Gobierno de Estados Unidos contra Venezuela” y que el Gobierno Bolivariano “nunca se va a separar del Acuerdo de Ginebra de 1966”, ratificando la posición histórica de no reconocimiento de la jurisdicción de la CIJ para tratar el asunto.

La Vicepresidenta explicó que el Acuerdo de Ginebra fue firmado en las Naciones Unidas por Venezuela y el Reino Unido -Guyana aún era una colonia británica- el 17 de febrero de 1966 y está debidamente depositado como el instrumento jurídico que debe regir la negociación para alcanzar un acuerdo práctico y satisfactorio para ambas partes, “dejando por fuera por completo toda judicialización posible sobre esta controversia”.

Asimismo, indicó que el Acuerdo de Ginebra deja superado el Laudo Arbitral de París de 1899, que Venezuela considera “nulo e írrito, al consagrar el despojo imperial territorial sobre más de 159 mil kilómetros cuadrados que comprende nuestra Guayana Esequiba”, y que el presidente guyanés David Granger pretende validar con la demanda ante la CIJ, aunque para 1899 Guyana no era república.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez insistió en que Guyana actúa “como un agente extranjero para agredir y atacar al pueblo venezolano”, y que con la pretensión ante la CIJ busca “deshacerse, zafarse por completo del Acuerdo de Ginebra, que establece todos los mecanismos de negociación política, amistosa, en aras de preservar la paz y la estabilidad entre los dos países y la región, como son los buenos oficios, la mediación, el arbitraje, el acuerdo político”.

La alta funcionaria invitó al pueblo de Guyana a preguntarse el porqué de esta actuación del presidente Granger, justo cuando el país atraviesa por una delicada situación política, derivada de un potencial fraude electoral.

También presente en la reunión, el diputado Luis Parra, presidente de la Asamblea Nacional, puntualizó que existe una violación del Acuerdo de Ginebra por parte de Guyana, al permitir que empresas transnacionales desarrollen actividades de exploración y explotación en un área en reclamación que tiene más de 80 mil millones de barriles de petróleo liviano. Desde el Poder Legislativo, “ratificamos la soberanía de Venezuela sobre la isla de Anacoco y la Fachada Atlántica”, acotó.

El Presidente de la AN hizo un llamado a la unión y la unidad nacional de todos los sectores ante el reto que impone la defensa de la integridad territorial de Venezuela. “Desde nuestra condición de oposición, este es un reto de la República y tenemos que actuar en función de ello”, agregó.

De igual forma, el magistrado Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), recalcó que Venezuela “nunca ha dejado de reclamar ni perder el derecho que tiene sobre el territorio Esequibo” y que la vía para resolver el diferendo es por el Acuerdo de Ginebra que firmaron ambas partes.

El vicepresidente sectorial de Soberanía Política y ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López, expresó que la posición asumida por la actual administración de Guyana “es un paso más en la escalada de agresiones” contra Venezuela, a la vez que explicó que durante la firma del Acta de Independencia el 5 de Julio de 1811, los patriotas del momento heredaron el territorio Esequibo, de acuerdo a la definición que hizo el Reino de España en 1777 sobre la extensión geográfica de la Capitanía General de Venezuela.

“Tenemos razones históricas para seguir abogando por el Acuerdo de Ginebra. Seguimos diciendo que el sol de Venezuela nace en el Esequibo y en el corazón de los soldados venezolanos, por mandato del artículo 328 constitucional, está que la misión de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es garantizar su independencia, su soberanía y la integridad de su espacio geográfico”, resaltó el General en Jefe.

En un comunicado emitido el pasado 20 de junio, el Gobierno Bolivariano informó el pueblo venezolano su decisión de no comparecer ante la audiencia virtual convocada por la CIJ para el 30 de junio sobre la demanda unilateral introducida por Guyana, por desconocer la jurisdicción de este tribunal en el caso Esequibo.

Primer Festival Internacional de Cine de Animación ‘El Ojo Iluso’ arranca en julio

Creadores, estudiosos y aficionados del arte de la animación en sus múltiples dimensiones: técnicas, estilísticas, como producto social y bien cultural, unirán sus talentos en la primera edición del festival de cine de animación ‘El Ojo Iluso’, organizado por la Fundación Cultural Bordes y la Fundación Jóvenes Artistas Urbanos – JAU.

El encuentro, a realizarse el próximo mes de julio en la ciudad de San Cristóbal, Venezuela, pretende ser un espacio de reflexión e intercambio entre los amantes del arte de la animación, a fin de promover la producción, distribución y exhibición de la misma.

La promoción de la actualización tecnológica regional, así como de las instancias de capacitación específicas en el área de animación es otro de los objetivos trazados para este festival.

El nombre del festival titulado ‘El Ojo Iluso’, pretende evocar al proceso óptico por el cual la animación ocurre en el cerebro al generar movimiento a partir de la ilusión producida por la rapidez de exposición a imágenes en secuencia, ya que la animación ofrece la construcción de universos creíbles, verosímiles, capaces de liberarnos de los límites de la realidad inmediata.

El evento creativo busca mostrar no solo su fuerza en la narrativa cinematográfica actual, sino la presencia de otro tipo de discursos construidos en este medio de expresión visual: los GIFs, memes, stickers, emoticones, headers, símbolos para redes sociales, elementos de interfaz, banners, promociones, y cualquier tipo de elemento generado a partir de la ilusión de un ojo.

El cortometraje animado, la animación infográfica, la animación para redes sociales y los efectos visuales animados son algunas de las categorías del festival.

Podrán participar personas en forma individual o colectiva, mayores de 18 años, mediante el envío de trabajos de animación que cumplan con las bases y los estándares técnicos que permitan su futura exhibición. No existe un límite al número de obras que el participante desee enviar.

Caricom pide levantamiento de sanciones contra Venezuela y Cuba

Los Jefes de Gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom) celebraron este miércoles una reunión especial de emergencia por videoconferencia, durante la cual acordaron un plan de acción conjunto en la batalla contra el Covid-19.

Los líderes regionales concertaron un enfoque colectivo de las Instituciones Financieras Internacionales para acceder a la asistencia para enfrentar los desafíos fiscales financieros derivados de la crisis.

En este marco, solicitaron el levantamiento de las sanciones contra Venezuela y Cuba “por razones humanitarias, ya que todos los países deben ser parte del esfuerzo global para combatir la pandemia de Covid-19”.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) y el Movimiento de Países No Alineados (ONU) también han solicitado el levantamiento de las ilegales medidas coercitivas unilaterales.

Incluso el Papa Francisco abogó en días recientes por que se “relajen” las denominadas sanciones, advirtiendo que éstas impiden ofrecer a los propios ciudadanos una ayuda acorde a las grandes necesidades del momento.

Los Jefes de Gobierno de la Caricom consideraron, además, que los recursos para la Organización Mundial de la Salud (ONU) estuvieran siendo amenazados “en un momento en que todos deben unirse para liderar la lucha contra la pandemia”.

Los líderes caribeños, en la reunión especial, recibieron presentaciones de la Agencia de Salud Pública del Caribe y del Banco de Desarrollo del Caribe (CDB), entre otras instituciones.

178 Conferencia de la OPEP buscará equilibrio del mercado petrolero en 2020

Con la intención prioritaria de mantener la estabilidad del mercado petrolero y evaluar acuerdos de cooperación entre los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y no OPEP, del 3 al 6 de marzo del presente año se realizarán, en Viena, la 178va Conferencia Ministerial de la OPEP, la 18va Reunión del Comité Ministerial de Monitoreo Conjunto y la 8va Reunión Ministerial de países OPEP y No OPEP.

De acuerdo a las políticas del Ejecutivo Nacional y lineamientos del presidente de la República, Nicolás Maduro, la delegación venezolana, encabezada por el ministro del Poder Popular de Petróleo y presidente de Petróleos de Venezuela, Manuel Quevedo, reafirmará su posición y defensa de la estabilidad del mercado petrolero mundial en beneficio de los países consumidores, productores e inversionistas.

Estos encuentros tendrán como objetivo revisar los alcances y logros del más reciente ajuste acordado entre países miembros y no miembros, así como visualizar el impacto de una posible prolongación del mismo y las proyecciones en general para el resto del año 2020.

La OPEP y sus aliados han ajustado la producción desde 2017 para evitar una caída de los precios del crudo en medio del creciente bombeo de Estados Unidos. En diciembre de 2019, los diez socios de la OPEP y otros trece aliados, acordaron en profundizar, de 1,2 a 1,7 millones de barriles al día (mbd), un recorte del bombeo durante el primer trimestre de 2020, para mantener los precios.

Medidas coercitivas para la inestabilidad

Las restricciones y bloqueos unilaterales del Gobierno de Estados Unidos contra Venezuela forman parte de las estrategias para asfixiar la economía de la Nación y propiciar un escenario de inestabilidad política y social. Un total de siete órdenes ejecutivas; 87 sanciones individuales; 32 a entidades del Estado venezolano; más restricciones impuestas en el ámbito petrolero con el objetivo de derrocar al Gobierno constitucional de Venezuela.

Pdvsa

Gobierno Bolivariano denunciará ante CPI solicitud colombiana de “sanciones más fuertes” contra Venezuela

El gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, remitirá a la Corte Penal Internacional la “vergonzosa” solicitud de “sanciones más fuertes” contra el país, que hizo este lunes el mandatario colombiano, Iván Duque, al presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza.

La remisión, detalló el diplomático, se presentará a los efectos de que el tribunal internacional “investigue la responsabilidad criminal de estos personajes en el sufrimiento que esas medidas ocasionan al pueblo venezolano”.

En febrero pasado, el Canciller venezolano solicitó formalmente -mediante misiva suscrita por el presidente Nicolás Maduro- el inicio de una investigación sobre los crímenes de lesa humanidad que se derivan de las ilegales medidas coercitivas unilaterales impuestas por el gobierno de Estados Unidos contra Venezuela.

Desde el año 2014, se han adoptado más de 300 medidas coercitivas unilaterales desde la Casa Blanca para afectar el funcionamiento de la economía y menoscabar los derechos humanos del pueblo venezolano.

En consecuencia, se ha generado una abrupta disminución del ingreso petrolero nacional de Venezuela, que ha pasado de cerca de 42 mil millones de dólares en el año 2013 a 4 mil millones en 2018, mermando la capacidad del Estado venezolano para importar bienes básicos como alimentos y medicinas.

“Estas acciones de terrorismo económico han generado pérdidas al país que ya superan los 120 mil millones de dólares”, dijo en días recientes el canciller Arreaza, durante su discurso ante el 43° periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

En una reunión este lunes en la Casa Blanca con el presidente Trump, el mandatario colombiano expresó, “es importante imponer sanciones más fuertes a Venezuela”, aun cuando las medidas coercitivas unilaterales causan severos daños y menoscaban los derechos humanos del pueblo venezolano.

El canciller Arreaza fustigó la “desesperada visita” de Duque a Washington, en la que “no halla cómo explicar por qué no cumple con la disminución de cultivos ilegales, ruega por un tratado de libre comercio. Pide sanciones contra el pueblo venezolano y miente para ganar puntos con su ‘Patrump’ (Patrón)”.

Gobierno Bolivariano y Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para DDHH inician en Caracas taller de formación

Como parte de la ejecución del plan de trabajo de cooperación técnica establecido entre la República Bolivariana de Venezuela y la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), este lunes inició en Caracas el Taller de Formación sobre los Procedimientos Especiales del Consejo de DDHH de la ONU, en función de fortalecer las capacidades institucionales del Estado venezolano en esta materia.

La actividad tiene lugar en el Círculo Militar de Caracas. La instalación estuvo a cargo de Hélène Devaux, coordinadora adjunta de la Oacnudh Venezuela; Larry Devoe, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos y el mayor general Edgar Rojas Borges, presidente de la Corte Marcial y Circuito Judicial Penal Militar.

En el taller participan representantes del Ministerio Público, Tribunal Supremo de Justicia, Defensoría del Pueblo, Defensa Pública, Idena y de los ministerios del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, para el Servicio Penitenciario, para la Mujer e Igualdad de Género, y para la Defensa, entre otras instituciones.

Larry Devoe señaló que se trata de un taller muy importante, pues el proceso de vinculación del Estado venezolano con los procedimientos especiales del Consejo de DDHH de la ONU, si bien se focaliza en la Cancillería, requiere además el apoyo y la participación de todas las instituciones vinculadas a cada una de sus áreas de competencia.

Recordó que desde enero pasado, Venezuela ocupa por tercera vez un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU como Estado miembro, a pesar de todas las presiones que se desarrollaron en el mundo para impedirlo, pero se contó con el voto de la mayoría de los países presentes en la organización multilateral y “eso nos obliga a ser aún más eficientes en nuestro proceso de relación con esos procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos”.

Asimismo, recalcó que en diciembre del año pasado, Venezuela reiteró su invitación a dos procedimientos especiales del Consejo para que visiten este año 2020 al país, el Relator Especial sobre el Derecho al Desarrollo y su similar sobre las consecuencias negativas en el disfrute de los derechos humanos de las medidas coercitivas unilaterales.

En la jornada de este lunes, el taller abarcó una introducción general sobre los procedimientos especiales del Consejo de DDHH, y la preparación de las visitas y de los insumos para los informes temáticos de los citados procedimientos, cuyos titulares pueden tener la figura de relator especial, expertos o grupo de trabajo.

El pasado 27 de febrero, en el contexto de la 43 Sesión Ordinaria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Suiza; la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en la actualización oral anual de su informe sobre Asistencia y Cooperación Técnica con la República Bolivariana de Venezuela, valoró “positivamente el acceso y la colaboración mantenida con mi Oficina desde mi última actualización oral a este Consejo”, a la vez que reconoció que se ha “avanzado en la ejecución del plan de trabajo de cooperación técnica, así como en temas de protección”.