Venezuela insta a Naciones Unidas a tomar decisiones rigurosas frente agresiones unilaterales

El ministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, destacó el rol de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y del multilateralismo ante la crisis sanitaria global generada por el COVID-10 y el surgimiento del nuevo orden geopolítico mundial postpandemia.

Durante su participación en el  Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible 2020, el jefe de la diplomacia venezolana manifestó que “Naciones Unidas tiene un gran rol que cumplir, el multilateralismo tiene un gran papel que jugar en este momento histórico, no podemos abrirle espacios al unilateralismo, hay que dejarlo atrás y hay que avanzar”.

El canciller Arreaza resaltó el impacto de la pandemia en las prioridades de la humanidad y las profundas secuelas en la economía y en la sociedad, por lo que insistió en que la “las respuestas no pueden ser nacionales estrictamente, no pueden ser ni siquiera regionales, deben ser globales, deben estar presentes en todos los niveles” y el nuevo orden geopolítico, geoeconómico “debe ser el producto de que en su esencia estén los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas, y también en sus objetivos y metas, precisamente la agenda 2030 y los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible)”.

Señaló que un ejemplo claro de la coordinación conjunta del nuevo mundo ha sido la labor de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha logrado unificar criterios para orientar el combate de la emergencia sanitaria a pueblos y Gobiernos, encauzándolos por el camino menos doloroso.

Venezuela bajo asedio lo

El diplomático denunció una vez más el asedio y los ataques de los que ha sido víctima el país en medio de la pandemia de COVID-19, con el incremento de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Estados Unidos, aun cuando las voces del mundo se han alzado para solicitar la suspensión de las sanciones, como es el caso del Secretario General de la ONU António Guterres, la Alta Comisionada para los DDHH Michelle Bachelet, los relatores del Consejo de DDHH, organizaciones y gobiernos en todo planeta.

“Sin embargo, Estados Unidos no sólo ha desoído estos llamados sino que ha arreciado, ha arremetido y hoy en día la persecución contra Venezuela, persecución financiera, persecución comercial, el obstaculizar nuestra producción petrolera, nuestra exportación de petróleo, el tratar de que no haya ingreso nacional, el obstaculizar la importación de los insumos necesarios para lo básico de la sociedad para enfrentar la pandemia, más bien, se ha agravado a lo largo de los últimos meses, una prueba de la crueldad”, fustigó.

Aseguró que Venezuela ha enfrentado toda esta agresión imperial y la crisis sanitaria con conciencia y con las capacidades del Gobierno Bolivariano para proteger al pueblo, además del apoyo de países hermanos como China, Rusia, Cuba, Turquía y la cooperación de Naciones Unidas, pero aseguró que “la solución estructural debe estar en manos, precisamente, de ese orden multilateral que debe ponerle freno a este tipo de medidas unilaterales y de agresiones, de guerras, y darle paso al derecho de los pueblos a ser libres y a ser felices“, reiteró.

En este sentido, instó a las Naciones Unidas a “tomar decisiones realmente rigurosas y contundentes apegadas a su Carta para detener las agresiones unilaterales“, y acordes con el nuevo orden geopolítico que debe partir del espíritu de colaboración para fortalecer el sistema multilateral.

Replanteamiento de los ODS post COVID-19

El diplomático aseguró que se deben replantear los ODS, cuyo cumplimiento se vio afectado por el COVID-19, e hizo un llamado a los países del mundo a evitar los excesos y poner al servicio de los pueblos todas las capacidades, “que los Estados-nación, lo público dentro de la humanidad tenga un rol fuerte que cumplir y que no ocurra como vimos en meses pasados donde en algunos países el Estado no existe, el Estado no está y no pudo darle respuesta a los pueblos“, lamentó.

Al respecto ratificó que en Venezuela existe el Estado y destacó la gratuidad de la salud en beneficio de la población, más aún en momentos tan difíciles como la crisis sanitaria, como es en los países “que han podido contener la ola neoliberal y ponerle coto también a las imposiciones de dominación“.

“Que se imponga el imperio de la ley internacional, del derecho internacional, y no la ley del imperio, que pase a la historia cualquier intento de unilateralismo, que surja ese nuevo mundo tan indispensable hoy y que podamos salir adelante“, finalizó.