Venezuela denuncia que Guyana actúa bajo mandato imperial en demanda unilateral ante la CIJ

En representación de la Comisión Presidencial para la Defensa del Esequibo, reunida este viernes, la vicepresidenta ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, denunció que el Gobierno de Guyana actúa bajo mandato imperial para satisfacer los intereses de la transnacional petrolera estadounidense Exxon Mobil, en el caso de la demanda unilateral introducida por el vecino país ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en 2018, para dirimir la controversia territorial sobre la Guayana Esequiba.

Señaló que la postura de Guyana además se enmarca “dentro de ese guion de agresiones del Gobierno de Estados Unidos contra Venezuela” y que el Gobierno Bolivariano “nunca se va a separar del Acuerdo de Ginebra de 1966”, ratificando la posición histórica de no reconocimiento de la jurisdicción de la CIJ para tratar el asunto.

La Vicepresidenta explicó que el Acuerdo de Ginebra fue firmado en las Naciones Unidas por Venezuela y el Reino Unido -Guyana aún era una colonia británica- el 17 de febrero de 1966 y está debidamente depositado como el instrumento jurídico que debe regir la negociación para alcanzar un acuerdo práctico y satisfactorio para ambas partes, “dejando por fuera por completo toda judicialización posible sobre esta controversia”.

Asimismo, indicó que el Acuerdo de Ginebra deja superado el Laudo Arbitral de París de 1899, que Venezuela considera “nulo e írrito, al consagrar el despojo imperial territorial sobre más de 159 mil kilómetros cuadrados que comprende nuestra Guayana Esequiba”, y que el presidente guyanés David Granger pretende validar con la demanda ante la CIJ, aunque para 1899 Guyana no era república.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez insistió en que Guyana actúa “como un agente extranjero para agredir y atacar al pueblo venezolano”, y que con la pretensión ante la CIJ busca “deshacerse, zafarse por completo del Acuerdo de Ginebra, que establece todos los mecanismos de negociación política, amistosa, en aras de preservar la paz y la estabilidad entre los dos países y la región, como son los buenos oficios, la mediación, el arbitraje, el acuerdo político”.

La alta funcionaria invitó al pueblo de Guyana a preguntarse el porqué de esta actuación del presidente Granger, justo cuando el país atraviesa por una delicada situación política, derivada de un potencial fraude electoral.

También presente en la reunión, el diputado Luis Parra, presidente de la Asamblea Nacional, puntualizó que existe una violación del Acuerdo de Ginebra por parte de Guyana, al permitir que empresas transnacionales desarrollen actividades de exploración y explotación en un área en reclamación que tiene más de 80 mil millones de barriles de petróleo liviano. Desde el Poder Legislativo, “ratificamos la soberanía de Venezuela sobre la isla de Anacoco y la Fachada Atlántica”, acotó.

El Presidente de la AN hizo un llamado a la unión y la unidad nacional de todos los sectores ante el reto que impone la defensa de la integridad territorial de Venezuela. “Desde nuestra condición de oposición, este es un reto de la República y tenemos que actuar en función de ello”, agregó.

De igual forma, el magistrado Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), recalcó que Venezuela “nunca ha dejado de reclamar ni perder el derecho que tiene sobre el territorio Esequibo” y que la vía para resolver el diferendo es por el Acuerdo de Ginebra que firmaron ambas partes.

El vicepresidente sectorial de Soberanía Política y ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López, expresó que la posición asumida por la actual administración de Guyana “es un paso más en la escalada de agresiones” contra Venezuela, a la vez que explicó que durante la firma del Acta de Independencia el 5 de Julio de 1811, los patriotas del momento heredaron el territorio Esequibo, de acuerdo a la definición que hizo el Reino de España en 1777 sobre la extensión geográfica de la Capitanía General de Venezuela.

“Tenemos razones históricas para seguir abogando por el Acuerdo de Ginebra. Seguimos diciendo que el sol de Venezuela nace en el Esequibo y en el corazón de los soldados venezolanos, por mandato del artículo 328 constitucional, está que la misión de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es garantizar su independencia, su soberanía y la integridad de su espacio geográfico”, resaltó el General en Jefe.

En un comunicado emitido el pasado 20 de junio, el Gobierno Bolivariano informó el pueblo venezolano su decisión de no comparecer ante la audiencia virtual convocada por la CIJ para el 30 de junio sobre la demanda unilateral introducida por Guyana, por desconocer la jurisdicción de este tribunal en el caso Esequibo.